NACIMIENTO DE 4 TRUE MODELS

   Una tarde de viernes, como otro buen día cualquiera, un grupo de buenos amigos se reúne para celebrar la llegada del fin de semana y de las vacaciones de Navidad. No podían sospechar que durante el trascurso de esa noche distendida, entre las conversaciones irrumpiría con mucha fuerza una sobre una nueva tecnología de la que ya se empezaba a hablar en algunos foros y webs: la impresión 3D.

   Este buen grupo de amigos charló y comentó la notícia, buscando videos y artículos interesantes sobre esta tecnología cuya patente no hacía mucho acababa de ser liberada.

   Tras quedarse con la boca abierta con todas las posibilidades que le intuyeron a esta herramienta de fabricación, estos 3 amigos se vieron envueltos en una vorágine de ilusión y creatividad, dispuestos a todo para desarrollar un proyecto común con el que esperaban poder nuevamente salir adelante, sabedores ya de que el puesto de trabajo por el que se conocieron no iba a durar más que unos pocos días.

   En esa velada, la idea de 4 TRUE MODELS germina como una esperanza para estos 3 buenos amigos, y todos se comprometen con fuerza e ilusión para dedicar los esfuerzos necesarios y llevar a cabo ese proyecto en los meses siguientes.

   Pero el camino no iba a ser sencillo y las dificultades irían apareciendo como si de perversos demonios se tratasen, intentando frenar o incluso colapsar por completo el proyecto…

   Las circunstancias de cada uno de estos amigos hizo que a los pocos meses se dividieran, unos por trabajo, otro para poder atender y apoyar a un familiar muy enfermo. No es hasta que la tragedia de dicho familiar llega a su final cuando éste último trata de reiniciar el proyecto, reincorporando a uno de sus compañeros que volvía a estar en el paro, y con la inestimable ayuda del tercero, que aún trabajando colaboraba en sus ratos libres con mucha ilusión.

ultimakerimprimiendo

Una de los primeros trabajos realizados con una Ultimaker.

   Adquirieron su primera impresora 3D, con la que se metieron de cabeza en el mundo de los “makers” y pronto aprendieron que no iba a ser tan sencillo como parecía por los foros y artículos que habían consultado. Descubrieron que estas impresoras todavía podía considerárselas en fase beta, y que requerían un duro aprendizaje para aprender a manejarlas con soltura y seguridad de modo que pudiera realmente explotarse todas sus capacidades.

   Pero no sólo había que dedicarle muchas horas de trabajo y dolores de cabeza para dominar esta nueva tecnología, sino que también se dedicaron en cuerpo y alma para aprender a modelar en 3D utilizando distintos softwares según el objetivo deseado.

   Por último, y por si eso no requeriera trabajo y esfuerzo suficiente, también descubrieron que estas máquinas, en sus inicios, venían sin ningún tipo de garantía, lo cuál les exigió aprender a resolver por sí mismos todas y cada una de las averías que iban padeciendo, algo que por desgracia era muy frecuente, pues estas impresoras estaban todavía en sus fases inciales y tampoco se disponía de una información realmente válida para garantizar hacer un buen uso de ellas, un uso que no las forzase por encima de alguna de sus capacidades y así reducir el número de incidencias. […]

logoamarillo144px

© Copyright 2012 – | (+34) 646 383 766 | info@4truemodels.com